Cruzando el límite no convence nada

Nota:

Xavi Gieménez , más conocido como Director de Fotografía, ha debutado hace un par de semanas en la gran pantalla como Director de la película Cruzando el límite. Un película que ha causado una par de sarpullidos a muchos que la han ido y a ver y que lamentablemente pudo ser una tremenda película y no fue…

La película habla de la juventud de hoy en día, famosa ya por su rebeldía y su conducta desviada, que tiene detrás un grupo de padres desesperados porque han agotado todos los posible recursos que hagan mejorar a sus hijos. La película se centra en Fran (Marcel Borrás) un chaval muy dañado el cual odia a su padre (Adolfo Fernández). Las groserías constantes, los abusos con las drogas y sobre todo la violencia hacia su progenitor harán que éste se vea obligado a encerrarle en un centro de rehabilitación de la conducta. Lugar donde Fran, al sufrir una serie de vejaciones, le hará reflexionar sobre su comportamiento y la relación con su padre.

Para desarrollar el universo del protagonista el director, Xavi Giménez, divide la película en dos polos; el primero, lo que ocurre dentro del centro, es decir, los hijos maltratados, y  el segundo, lo que ocurre fuera del centro, los padrea ajenos a todo lo que esta pasando.

Como podemos ver, material argumental  tiene para rato, sobre todo cuando la historia está basada en hechos reales. A favor de la película se pueden decir varias cosas, como por ejemplo el ritmo inicial del montaje está muy bien logrado. La actuación de la mayoría de los actores está muy bien buscada. El chico lo hace muy bien y en términos generales la realización es impecable, original y llamativa… Peeero, todos sabemos que al salir de la sala del cine no hay nada peor que te digan “la fotografías es maravillosa y la música espectacular”. Eso quiere decir, retírate a una isla y no vuelvas más.

¿Qué pasa entonces con Cruzando al límite? Básico, sencillo y rápido; el guión es el peor guión que he visto en mi vida. No entiendo cómo el productor que leyó eso dio el visto bueno para hacer la película. Los errores son básicos de primer curso de guión. Y ahora, para poder explicarme voy a poner un

SPOILER

La película la vi hace dos semanas por lo que no recuerdo mucho porqué salí del cine con ganas de matar a gente. Perdonarme mi salero, pero estamos en confianza y yo con estas cosas me acaloro mucho y pongo bruta.

Recuerdo que cuando la película terminó la primera conclusión que llegué fue: Por qué el discurso de los 15 minutos que metieron al final de la película no lo pusieron a los 20 minutos de haber comenzado la película. Se hubiesen ahorrado todo el medio de la película. Como pueden ver, me refiero a que la resolución es una caca y la estructura es una caca. Qué pasa… se supone que en ese discurso final el padre, porque ya no puede más, le dice a su hijo esa gran razón causante de que este odie tanto a su padre, que se haya vuelto un rebelde y que el padre de la desesperación lo haya metido en un centro de torturas. Y la razón no es otra cosa que: “Tu madre nos abandonó, ella ama su independencia”. Yo creo que si de repente, al principio de la película cuando el hijo le decía al padre que era un desgraciado porque había hecho que su madre se fuera y por su culpa él es un huérfano de madre le decía esa mágica frase igual mágicamente (como ocurrió al final) su hijo modificaba su conducta y se ahorraban todas esas torturas magnificadas hasta más no poder.

Luego, el personaje del padre es un tarado. Me sabe mal tener que decirlo así de fuerte pero se supone que ese señor tiene a un hijo en un centro que le genera dudas de su eficacia. Va a las reuniones de los “padres con hijos allí encerrados” y ve que una chica, recién salida, se hace pipi encima y tiene cara de zombie todo el tiempo. Al acercarse a la madre de ella, llamado por la curiosidad, esta se muestra callada como cohibida por alguien a no decir nada pero en un momento dado le dice que ella le hace comida casera y se la lleva a su casa… y justo cuando crees que la mujer le va a largar todo lo que allí está pasando van y se lían. Se vuelven amantes, meten una secuencia que no dice absolutamente nada como lo es la que ellos van a comer y al no tener dinero se van a la fuga, y no es sino hasta el final cuando la hija de la señora se suicida que el padre dice: Voy a ir  a sacar a mi hijo” y esta le responde “Eso era lo que te quería escuchar decir”… Se lo podía haber dicho un poquito antes y otra vez, nos ahorrábamos la película.

Otro momento estrella. Dentro del centro, ocurren torturas terribles, muy crudas y súper realistas. Allí hay una psicóloga que trabaja tanto con los chicos como con los padres en las reuniones externas al centro. Por tanto, te dan a entender que ella conoce las dos realidades. Llega el día que la pillan haciendo vídeos de las torturas a espaldas del director porque según ella “La gente se tiene que enterar de lo que está pasando” por tanto, dice en diálogo de guión que se lo va a mandar por Internet a todos los jóvenes y los padres… y lo hace. Curiosamente este video sólo lo ve la chica que se hizo pipi encima y que se termina suicidando. El padre del prota se ve que no tenía Internet o estaba muy distraído con la nueva novia… Todo esto a mitad de la película.

Son cosas que recuerdo así por encima que hacen que el guión pierda fuerza. No muestran una correcta relación entre las trama principal y las subtramas. Además que se la pasan todo el tiempo utilizando el recurso, muy común en los guiones malos, de: “Detrás de esa puerta hay una mundo maravilloso y extraordinario al cual no vamos a entrar” y uno se queda ¿Entonces?… Esto se ve cuando Fran comenta que en ese centro hay un montón de chavales que están siendo torturados y tu te piensas, – oh! La van a liar parda. Van a ir a buscarlos- y no, no pasa nada. O cuando por fin, después de casi dos horas, el hijo se digna hablarle al padre y le dice que lo torturaron y este no tiene más respuesta que “lo siento”… Es muy normal eso de que vayan torturando a la gente.

Ese fue el problema básico de Cruzando al límite… su guión. Tenía todos los condimentos perfectos para que la película fuera tremenda y llamativa. Tenía un magnífico realizador, con unos actores que lo hicieron muy bien (menos los de física o química y los del internado), con un presupuesto majico  y además tenían a Filmax.

Pero bueno, de todo se aprende. Ya sabemos que Xabi Gimenez y Filmax son capaces de hacer películas muy buenas a nivel técnico ahora hace falta enfocarse un poco más en el guión para que todo junto permitan hacer una película extraordinaria.

P.D: Esto ya va más hacia los productores y, de repente, a la distribuidora. Los póster de la película son terriblemente malos. Aquello parece un anuncio de “Dile no a las drogas” que un anuncio de una película. Igual la comercialización hubiera ido un poco mejor si en vez de poner ese hubieran puesto el de Yellow

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s